José Eduardo Chávez: fortaleza pura


El lanzador de martillo ya ostenta el cetro nacional y comienza a pensar en logros fuera del país.

José Eduardo Chávez Espinoza sigue creciendo y ganándose un lugar dentro del deporte sonorense en lanzamiento de martillo, donde actualmente ostenta el título nacional.

El joven hermosillense, a sus cortos quince años de edad y con tan sólo tres años dentro de la disciplina, ha mostrado ser un prospecto que puede pensar en planos internacionales.

“Yo empecé por la intersecundarias, lanzando bala y disco, vine para entrenar previo a un Estatal durante unas dos semanas y me fue mal en ambas, pero me gustó el ambiente aquí con el entrenador Rivera”.

“Comencé entrar hasta que un día me dijo ‘no, para, tú no sirves para bala y disco, vamos a probar con esté nuevo implemento que es martillo’, lo intenté y me fue mejor, así que me quedé”, explicó el joven.

Grandes resultados

Hasta el momento, José Chávez ha estado presente en dos Olimpiadas Nacionales, en las cuales destacó tras grandes actuaciones.

En Querétaro 2018, Chávez colgó plata en su año de debut en un evento de este calibre, “estaba sorprendido, no esperaba un resultado tan bueno”, comentó.

Sin embargo, fue durante el 2019 en Chihuahua cuando el lanzador tuvo su mejor año, pues se llevó la presea dorada, además, rompió el récord mexicano en la categoría Sub 16, al lanzar 67.94 metros en la Copa Tepic de ese año.

Por si fuera poco, fue reconocido con el premio al mejor “Prospecto” durante la elección al Premio Estatal del Deporte.

“Muy sorprendido, desde que llegué a Nayarit, desde que pisé el círculo, sentí una adrenalina, una chispa al momento de lanzar, chequé la marca y muy sorprendido, todos me abrazaban, muy orgullosos”, mencionó.

El sonorense explicó que tanto bala, como disco y martillo, son técnicas diferentes con su grado de dificultad, “lanzamiento de martillo consta de un cable, conectado a lo que es una bala, el cable varía dependiendo de la rama, el martillo consiste en los giros, es el segundo implemento que más vuela, después de la jabalina”.

Agregando que el peso también cambia, dependiendo de la categoría, Chávez lanzaba con un peso de 4 kilos en la Sub 16, subiendo a 6 kg en la Sub 18 y 7 kg en la categoría libre.

“Este año lo veo muy complicado, acabo de subir de categoría a la Sub 18, es mi primer año allí, pero me siento muy seguro, tengo buena marca para competir en nivel regional y nacional”.

Mentalidad progresiva

De igual manera, el joven no sólo vive y disfruta de su momento actual, sino sueña con procesos internacionales en eventos de talla internacional.

“Yo tengo aspiraciones, como todos, a nivel mundial, Juegos Olímpicos, el próximo año en 2021 tendré mi próxima competencia más importante, por así decirlo, el Centro Americano en Canadá, pienso dar marcar y es mi objetivo por el momento”, afirmó.

Añadió que para los Juegos Conade aspira a marcas mínimas pero suficientes para poder asistir a la etapa nacional, “desde la primer competencia di la marca y me preparo para los juegos”.

Por último, mandó un mensaje a los otros jóvenes, “no solamente con lanzamiento, sino que practiquen cualquier deporte, para los niños que no hacen nada, se quedan en sus casas nomás jugando videojuegos, que salgan, se diviertan, esto es otro mundo, una vacuna contra las drogas y te mantienes más sano”, concluyó. Información Sol de Hermosillo.

Opiniones sobre esta nota

Se el primero en comentar esta nota

Envía tus comentarios